izquierda
Ficha técnica: derecha Miembros inferiores
BURSITIS

Los músculos de la rodilla se conectan a la pierna mediante tendones. Entre los tendones y los huesos se encuentran unas bolsas pequeñas llenas de líquido también conocidas como bursa, que lubrican la rodilla facilitando el movimiento. La tensión constante de la rodilla puede originar que la bursa se contraiga, se hinche, se ponga rígida y se inflame.

 

 

 

Grupos de riesgo: puestos de trabajo donde se realizan tareas a ras de suelo donde haya que arrodillarse. Por ejemplo: encofrador, solador, etcétera.

Síntomas: dolor en las rodillas, incomodidad, hinchazón.

 

Tarea con riesgo de bursitisTarea con riesgo de bursitis